Una nueva imagen, para un nuevo tiempo

El proceso ha sido largo pero fructífero. Ha habido tiempo para la reflexión, la investigación, el trabajo en equipo. Teníamos que poner la empresa en la dimensión de la comunicación, con una imagen más actual y acorde con los tiempos en los que vivimos. Somos conscientes de la importancia capital de factores como la calidad y el servicio, pero también de aspectos como la imagen de marca, la reputación, la notoriedad…

Todo ello nos ha llevado a cambiar la estrategia también en el ámbito de comunicación, creando un nuevo símbolo, nuestro logotipo, que resume en sus formas y colores, la fortaleza y el dinamismo que queremos compartir con todos nuestros clientes.

Comenzamos una nueva fase, un nuevo camino que queremos recorrer con todas aquellas empresas que crean que las relaciones se construyen sobre la base del compromiso y la responsabilidad . Nosotros lo hacemos.